4 alimentos que pueden causar mal aliento

El mal aliento es un problema común para muchos adultos y, a menudo, afecta su confianza en sí mismos y cómo entablan relación y conversaciones con amigos, compañeros de trabajo y familiares. En ocasiones, puede ser un signo de un problema de salud grave: desde gingivitis y problemas de encías hasta periodontitis, une enfermedad grave de las encías que conduce a la pérdida del hueso de soporte de los dientes.
Si tienes problemas de mal aliento, es esencial que consultes con tu dentista de confianza para asegurarte que no sea una dolencia grave que pueda afectar tu salud bucodental.
En este artículo queremos aportar información sobre una duda muy común: qué 4 alimentos pueden causar halitosis, ¡sigue leyendo!
 
Los alimentos que más afectan a tu halitosis
Algunos alimentos deshidratan la boca disminuyendo la cantidad de saliva, que es un factor de defensa fundamental de los dientes y las mucosas, por lo que aparecen más bacterias que causan, entre otros problemas, el mal aliento. Aunque es difícil evitar por completo estos alimentos, aconsejamos que su toma se haga de forma responsable:
  • Café y alcohol. Ambas bebidas secan la boca, reduciendo la saliva y provocando un olor fuerte y persistente. Erradicarlos de la dieta reduciría el riesgo de mal aliento pero, si no deseas sacarlos de tu rutina, te recomendamos beber agua después para enjuagar la boca y reponer los niveles de humedad.
  • Ajo y cebolla. Si bien ayudan a que la comida sepa mejor, también son una causa constante de mal aliento. Son alimentos que contienen compuestos sulfúricos que pueden quedar en la boca dando una primera oleada de mal aliento, pero también pasan al torrente sanguíneo pudiéndose eliminar por los pulmones mediante la respiración, con lo que el mal aliento puede persistir en la boca durante horas.
  • Azúcar. El azúcar es el combustible perfecto para el crecimiento de las bacterias de la boca. Quien busca combatirlo a menudo mastica chicle o toma pastillas o caramelos con sabor a menta, clorofila, eucalipto… como una forma de mantener la boca húmeda y con un aroma que enmascare el mal olor, pero esto solo funciona si este tipo de productos no contienen azúcares. De lo contrario, estaremos alimentando a las bacterias y es mucho más efectivo proceder a una higiene adecuada para minimizar el problema.
  • Alimentos lácteos (leche y quesos). Las bacterias de la boca se alimentan de casi cualquier nutriente que pasa por ella y, aunque los lácteos son un excelente alimento para el organismo, si no se tiene una higiene adecuada, son una buena fuente para proporcionar aminoácidos que aprovechan las bacterias, favoreciendo su desarrollo y la presencia de halitosis que puede llegar a ser intensa.
 
Posibles soluciones al mal aliento
  • Las manzanas. Son recomendables para la halitosis, ya que por su textura, como alimento son uno de los limpiadores bucales naturales más efectivos (aunque no sustituye al cepillado). 
  • El agua. Un enjuague después del consumo de alimentos que pueden producir mal aliento disminuye los restos de estos en la boca, con lo que al diluirlos, disminuye también el mal aliento. Además, mantenerse bien hidratado aumenta los niveles de saliva, evitando así el crecimiento de las bacterias de la boca seca que puedan causar mal olor. 
  • Origen oral del mal aliento. A parte de los consejos dados hasta ahora para combatirlo, hay que hacer un diagnóstico por parte del dentista de todos aquellos problemas orales que podrían contribuir a mantener este problema, como mala higiene oral, enfermedad periodontal, caries abiertas y retentivas, infecciones crónicas de las muelas del juicio y sequedad oral por uso de medicamentos, entre otras causas, para tratarlas de forma adecuada.
  • Origen digestivo del mal aliento. Aunque la gran mayoría de halitosis proviene de la propia boca, si es cierto que hay problemas digestivos que también lo pueden provocar. El reflujo de estómago, los divertículos de esófago, entre otras dolencias, pueden estar detrás de este problema. una vez descartado el origen oral se debería consultar al especialista para descartarlos.
Si te interesan nuestros artículos de información y curiosidades bucodentales, estate atento a este apartado y descubrirás cosas muy interesantes.

Contáctenos

Tratamientos