¿Cuándo se caen los dientes de leche en los niños?

Inculcar la importancia de la higiene bucal en los primeros años de vida de sus hijos es fundamental para que no tengan problemas en el futuro. Desde que son niños, deben cepillarse los dientes con asiduidad y de la manera adecuada. 
Uno de los acontecimientos más importantes en la vida de un niño es la caída de su primer diente. Sus hijos se sorprenderán ante esta situación, pero es algo habitual que tendrán que experimentar. 
 
A lo largo de su vida, se les caerán 20 piezas dentales temporales, que se conocen como dientes de leche. Lo más habitual es que el primero de ellos se caiga entorno a los 5 o 6 años de edad del menor. Como padres, es importante que conozcan cierta información sobre este momento tan decisivo en la vida de sus hijos. 
¿A qué edad se caen los dientes de leche? 
Como comentábamos, entre los cinco y seis años es el momento en el que los dientes de leche se desprenden. Puede ser un momento lento, ya que el niño notará que uno de sus dientes se mueve. En esas situaciones es importante que el niño no lo toque con la lengua para provocar su caída prematura. 
 
Los dientes de leche empezarán a moverse, ya que serán empujados, poco a poco, por los definitivos. Es un proceso lento y natural, por lo que no se debe intervenir de ninguna forma. 
 
Las primeras piezas que se desprenderán son los incisivos centrales y laterales inferiores. Después a medida que el niño cumpla años seguirá experimentando la caída de los dientes hasta que tenga las piezas definitivas. Este proceso se puede extender hasta que el niño cumpla los 12 o 13 años. 
 
La caída de los dientes de leche se produce de manera natural, es importante que cuando se caiga el primero, el niño mantenga la misma higiene bucal que anteriormente. Además, no deben tocar las encías con los dedos ya que podría generar una infección. 
 
Ante cualquier duda o anomalía puede consultar con un dentista. Desde Clínica Dental Machetti recomendamos realizar una visita tras la caída del primer diente para comprobar la salud bucal del niño. Esto ayudará a prevenir cualquier tipo de problema en el futuro. 
 
Por lo tanto, ante la caída del primer diente de su hijo debe actuar con total calma y normalidad, ya que forma parte del ciclo de vida de las piezas dentales. Si tiene cualquier duda, puede consultarnos para más información. 

Contáctenos

Tratamientos